El plan secreto

De nuestro proyecto de emigración los amigos saben algo, la familia no sabe nada y los jefes…menos!

No sé si será una manía nuestra, pero cuando tenemos grandes planes los mantenemos en secreto “hasta que se nos dén”. Quizás sea algo de la cultura del venezolano, mezclado con un poco de superstición, y en todo caso, para proteger el desarrollo de los acontecimientos de cualquier energía negativa o excepticismo no solicitado. Lo cierto es que nuestro proyecto de emigración estuvo en un principio bajo un total hermetismo, inclusive (y principalmente) para nuestra familia cercana.

Recuerdo que los primeros en enterarse fueron precisamente los amigos que ya están en Canadá o en vías de obtener su visa. La razón fué muy lógica: ellos nos animaron y motivaron para tomar la decisión, y además nos ayudaron con los primeros pasos.

Ya avanzados en el proceso, cuando nos tocó llenar las planillas y colocar un montón de datos familiares, comenzamos a asomarles la idea a nuestros padres, pero siempre describiéndola como algo para lo que todavía faltaba mucho. De hecho, al principio y como es obvio, encontramos un poco de resistencia de su parte: “Eso es muy frío”, “que van a hacer allá, mejor están aquí”, “y si no consigues trabajo?”. Las dudas y preocupaciones normales que le surgen a todo padre. Ese ha sido un punto muy sensible, sobre el cual hemos decidido no pensar demasiado para no quebrarnos, pero siempre está rondando el hecho de que nos vamos a separar de nuestras familias, y que Sofia va a crecer lejos de sus abuelos y tios.

Aún después de casi un año de estar en este proyecto, muy pocos saben de él, y los que saben siguen siendo nuestros amigos cercanos, y algunos más de la familia: nuestros hermanos, algunos tíos y primos. Obviamente, es un total secreto para los compañeros de trabajo y por supuesto, para los jefes.

A veces nos afecta el no poder desahogar las emociones o preocupaciones de este proceso con los que están alrededor. Pero siempre guardamos la ilusión de que cuando “se nos dé” le contaremos a todos nuestro secreto, y poder decirles con mucho orgullo: NOS VAMOS A CANADÁ!

Anuncios