Incertidumbre

La incertumbre nos lleva a adivinar, y en eso estamos… Nosotros y el resto de los que aplicamos para la visa de residentes permanentes en la embajada de Canadá en Caracas. Durante los meses de marzo y abril las noticias han sido practicamente nulas para nuestro grupo del Fast-Track.

El “fast-track” es como llaman al proceso que tiene vigencia a partir del 28 de noviembre del 2008 al 25 de Junio 2010, el cual se regía por una lista de 30 ocupaciones de alta demanda, y el envío de los formularios en una primera fase y el paquete de documentos de soporte en otra. Lo de “fast” se refiere a que, en teoría, estas aplicaciones deberían estar procesadas en un máximo de 18-24 meses.

Este proceso ha sufrido tantos cambios en el camino, que ya no se envían los formularios y documentos en fases separadas sino en una sola, ya no son 38 ocupaciones sino 29, y ya de fast (rápido) no tiene nada. Los tiempos desde que se envía el paquete de documentos hasta que se recibe la visa sellada pueden variar desde 9 meses hasta 4 años.

Nuestras principales fuente de información “no oficial” son: el foro de Mequieroir, los blogs, y los amigos que han ido a la embajada a informarse sobre su estatus y nos traen noticias.

Así es como nos hemos enterado de que en estos días la embajada ha estado muy congestionada, sobre todo por las solicitudes de visas temporales (estudio o turista), que los aplicantes de Québec son los más llamados para sellar, y que son muy pocas las órdenes médicas que se han emitido recientemente.

Y entonces recordamos que a fulano le llegaron las órdenes médicas en 2 meses, y a zutano en 2 semanas…Ahí es donde caemos en la especulación (o llamémoslo esperanza) y pensamos que nos va a pasar igual, pero resulta que cada caso es diferente del otro.

Además, lo único que sabemos es que no sabemos nada. La embajada ha demostrado no tener un patrón para procesar las solicitudes, aún cuando debe regirse por normativas y métricas ministeriales. Para nosotros los comunes mortales, la manera como proceden en esas cuatro paredes es todo un misterio. Además, olvidaba comentarles que la embajada no da ningún tipo de información, ni que vayas en persona a cortarte las venas frente al oficial. Tampoco funciona llamar a la central cuya operadora (si contesta) te hace creer que es una máquina, o enviar un email tras otro con el riesgo de que vayan directo a la bandeja de los “no deseados”.

La embajada lo dice muy claro: Ellos se comunicarán con nosotros. Solo te piden que tú los contactes a ellos si han pasado 10 meses desde que recibieron tus documentos y aún no tienes noticias. Sin embargo, esto tampoco funciona (nosotros enviamos un email justo a los 10 meses y aún esperamos respuesta).

No queda de otra: a seguir esperando.

Anuncios

Un comentario en “Incertidumbre

  1. Pingback: Los tiempos han cambiado « Buscando la Hoja de Maple

Los comentarios están cerrados.