Algunos consejos para viajar a climas fríos

El fin de semana pasado Fer y yo nos dimos una escapada a una posada en los Andes Venezolanos, que representa para nosotros muchas cosas lindas y es una especie de refugio para olvidarnos del estrés, el corre-corre diario y el bombardeo de información por culpa de la internet y la TV. La posada queda en las montañas del Estado Trujillo, a 1600mts de altura, y gracias a una vaguada que tiene azotado a medio país, la temperatura durante el fin de semana estuvo entre los 10°C-15°C.

Anteriormente les comentaba sobre el efecto de los días lluviosos en la gente como nosotros, acostumbrada a los climas tropicales de 30°C para arriba. Hoy me tropecé precisamente con un artículo muy bueno sobre algunas recomendaciones para cuando estemos en climas fríos, como por ejemplo el consumo de Vitamina D para contrarrestar la falta de sol, el uso de gotas y cremas para evitar la resequedad en los ojos y la piel, y el ejercicio diario al aire libre para luchar contra la falta de energía. Pueden leer el artículo completo en este enlace.

Obviamente, una vez vivamos en Canadá aplicaremos estos y muchos otros consejos que nos ayudarán a convivir con las extremas temperaturas invernales. Mientras tanto, podremos tomar nota para cuando viajemos de nuevo a los Andes a escaparnos del mundanal ruido…

Por cierto, la posada donde estuvimos se llama “El Pueblo que Tanto Dí“, y parece un pedacito de Venezuela traído del cielo. Aquí la pueden conocer.

Anuncios

2 comentarios en “Algunos consejos para viajar a climas fríos

  1. Liss querida,

    Mil gracias por tus lindas palabras… Sabes que somos “gemelas de inmigración” y es muy grato compartir contigo tantas experiencias únicas a lo largo de este camino. Nuestro mayor premio será vernos felices en Canadá, junto a nuestras familias y enriqueciendo esta gran amistad.

    Un abrazo!
    Karla.

  2. Mi querida amiga,

    Me he recreado leyendo tu blog, el cual de antemano te felicito, esta muy bien organizado y como te dije por correo muestra a la maravillosa persona que lo escribe en todo su esplendor.

    Dios mediante lograremos nuestra meta de irnos a Canada, este año estaremos listas ambas y emprenderemos el inquietante y a la vez maravilloso camino hacia Canada en union de nuestros queridos esposos y nuestras idoltradas hijas.

    Es un placer conocerlos, ambos tienen una calidad humana tremenda y espero que de verdad podamos “ser vecinos” o por lo menos vivir en ciudades cercanas para que continuemos fortaleciendo nuestros lazos de amistad y como bien lo dijiste en uno de tus post, ser una “familia”.

    Con todo mi cariño, continuare siguiendo tu blog, el mio dije que lo retomaba cuando lleguen las ordenes medicas y asi sera, asi esta pedido al Universo. ,-)

Los comentarios están cerrados.