Emigrar a Ontario – Lo que deberías saber sobre el Sistema de Salud

canadian-health-careUna preocupación típica de todos los que están por emigrar es si tendrán algún tipo de cobertura médica al llegar a Canadá. Los niños se enferman, los accidentes ocurren y las emergencias no avisan. Así que no está de más recordar la importancia de contar con un seguro médico de viaje que cubra cualquier eventualidad, desde el mismo momento en que aborden el avión.

Ya les he comentado que la Provincia de Ontario cuenta con un Plan de Salud conocido como el Ontario Health Insurance Plan (OHIP) al cual tienen acceso GRATUITO todos los residentes e inmigrantes recién llegados, después de 3 meses de haber establecido su residencia en la provincia.  En su sitio oficial están respondidas todas las preguntas que puedan tener sobre este programa, y sería bueno que lo leyeran antes de venir. Les adelanto que este plan en general no cubre medicamentos, consultas oftalmológicas, ni odontológicas, ni fisioterapia, entre otros. En este artículo de Canadian Newcomer Magazine explican mejor lo que no está incluido en la cobertura de OHIP.

Ahora bien, ¿qué ocurre si necesitan asistencia médica durante ese lapso de espera de 3 meses? Si siguieron la recomendación y compraron su seguro médico privado, no habrá ningún problema. En estos casos, pueden acudir a cualquier centro médico (Walk-in clinic u hospital) y los atenderán. Ustedes deberán costear todos los gastos médicos asociados y luego su seguro privado se los reembolsará, de acuerdo a las condiciones de la póliza que hayan contratado.

Si decidieron confiar en su salud, apostar a la suerte, y no adquirieron un seguro privado antes de venir, puedes acudir a un Community Health Centre. Estos centros ofrecen atención médica a aquellas personas que por algún motivo no cuentan con la cobertura de la provincia (incluyendo a los recién llegados en su período de espera).

Mientras se cumple el lapso, pueden ir solicitando la tarjeta de salud o Health Card  tal como se los expliqué aquí. Además, es oportuno que comiencen a buscar un Médico Familiar o Familiy Doctor. Resulta que en Canadá el acceso a las especialidades médicas es limitado, y generalmente los pacientes deben ser evaluados primero por un Médico Familiar (en Venezuela vendría siendo algo así como un Médico Internista), el cual hace un diagnóstico previo y dependiendo del caso, tomará la decisión de remitir al paciente a un médico especialista. Tengo entendido que raras veces se puede acudir a un médico especialista directamente, y además, su consulta puede llegar a ser bastante costosa.

Nosotros que somos muy prácticos, queríamos un Familiy Doctor que estuviera relativamente cerca de nuestra residencia, que hablara español y por supuesto, que tuviera buenas referencias. Preguntando entre nuestros conocidos ubicamos al adecuado, nos acercamos a su consultorio y allí nos anotaron en una lista de espera. En ese momento, ni él estaba aceptando nuevos pacientes, ni aún se habían cumplido nuestros 3 meses, y tampoco nos habían llegado las tarjetas de salud. Cuando finalmente las recibimos, simplemente lo volvimos a llamar y nos dieron cita para la primera consulta de chequeo en la siguiente semana.  En esa consulta nos abrieron la historia médica y nos hicieron una revisión general, incluyendo órdenes para exámenes de laboratorio.

Si no tienen idea de cual médico elegir, y tampoco tienen preferencias con respecto al idioma, el gobierno cuenta con el programa Health Care Connect que les permitirá ubicar un Family Doctor cercano a su docimilio. 

Luego de que comiencen a estar cubiertos por OHIP, ante cualquier problema de salud y dependiendo del tipo de atención que necesiten, pueden acudir libremente a un proveedor de asistencia médica, léase: Médico familiar, hospital, walk-in clinic, centro de diagnóstico, laboratorio, sala de emergencias, profesional de la enfermería, centro de atención a diabéticos, entre otros. Encontrarán un directorio con todas las opciones disponibles, según la ciudad o código postal, en este enlace.

Ante cualquier emergencia, les recomiendo llamar al 911 o dirigirse a la Unidad de Emergencias más cercana, generalmente ubicadas en los hospitales.

Pueden acudir a una Walk-in Clinic, si su problema de salud no es urgente, no quieren o no pueden esperar a que su médico familiar los atienda por cita, o necesitan atención para: enfermedades menores, heridas leves, infecciones, erupciones, fracturas, dolores estomacales, cortes, golpes, quemaduras, entre otros. Aquí se inlcuyen las gripes fuertes, crisis de migraña y dolores de vientre.

Aunque (gracias a Dios) no hemos tenido mayor contacto con el sistema de salud canadiense, más allá del chequeo y exámenes de rutina que nos hizo el Family Doctor en nuestra primera visita, éstas son las opiniones que he recopilado de amigos y conocidos:

  • Aquí no te dejan morir. Si vas a una emergencia, con un problema de salud que pone tu vida en peligro, te atenderán inmediatamente. Por el contrario, si vas a una emergencia por un dolor de muelas, seguramente tendrás que esperar largas horas.  Y para ser honestos, en ese caso mejor te vas a una Walk-in Clinic.
  • No se pueden comprar antibióticos sin récipe y los médicos se cuidan mucho de prescribirlos. Las mamás acostumbradas a que el pediatra le recete a nuestros hijos un antibiótico ante el mínimo indicio de fiebre, tenemos que olvidarnos de eso. A bajarles la fiebre con trapitos en la frente, o con medicinas over-the-counter (de venta libre en las farmacias) como Tylenol, que aquí te lo tienen en todos los sabores y presentaciones.
  • Tampoco se venden anticonceptivos sin receta, así que le recomiendo a las chicas que los están tomando que se traigan varias cajitas de su país para los primeros meses. A menos que quieran “encargar” la prole canadiense cuanto antes.
  • Los tiempos de espera para cirugías programadas pueden ser bastante largos, a menos que la condición que requiere la cirugía se convierta en una emergencia y allí si te operan de inmediato y sin dudar.
  • El personal médico en general es muy respetuoso. En los exámenes físicos te tocan sólo si hace falta y lo necesario, y te piden permiso antes de realizar un examen invasivo.
  • Cuando el servicio médico se ofrece por previa cita, ésta se cumple puntual. Olvídense de esperar largas horas para que el médico aparezca. Pero así mismo, la duración de la consulta será la estrictamente necesaria. Las mías al menos nunca han durado más de media hora.
  • Los resultados de tus exámenes de laboratorio o rayos X serán enviados directamente al médico, quien los revisará y te llamará para discutirlos únicamente si lo amerita. Si el resultado es “normal”, el gobierno considera que es una pérdida de tiempo/dinero que el médico te llame para decirte que está todo bien. Palabras textuales de mi Family Doctor.

El sistema de salud canadiense puede ser algo distinto al de nuestros países, para bien o para mal. Algunos dicen que es uno de los lados flacos de Canadá y que se puede mejorar. Probablemente sí, pero honestamente creo que por ahora tiene muchas ventajas, y sobre todo, es accesible, inclusivo y GRATUITO. Ya por ahí, no nos podemos quejar!

En la próxima entrada les contaré sobre otra de las grandes inquietudes de las familias al emigrar: el sistema escolar y las opciones que ofrece para las distintas edades, desde los chiquiticos que necesitan Guardería hasta los adolescentes que ya van al High School.

Imagen: The Vancouver Sun
Anuncios

4 comentarios en “Emigrar a Ontario – Lo que deberías saber sobre el Sistema de Salud

  1. Pingback: Un testimonio sobre la atención médica en Canadá - Del Calor al Frío

  2. Pingback: ¿Listos para un nuevo comienzo? | Del Calor al Frío

  3. I am so grateful that we have OHIP. Yes, there are issues with the healthcare system but free access to essential services and care for Ontario residents is awesome. Can you believe that I didn’t pay a dime out of my pocket for all the care I received during and after the pregnancy?

  4. I am so grateful that we have OHIP. Yes, there are issues with the healthcare system but free access to essential services and care for Ontario residents is awesome. Can you believe that I didn’t pay a dime out of my pocket for all the care I received during and after the pregnancy?

Los comentarios están cerrados.