Historias de Networking

NetworkingHasta hace unos años y debido a mi profesión, el término networking sólo me sonaba a redes de computadoras y demás parafernalia electrónica. En nuestro entorno en Venezuela no era muy común usarlo para nombrar otra cosa. Pero al poco tiempo de comenzar nuestro proceso de emigración a Canadá, la palabra se fué haciendo más y más recurrente, mencionada decenas de veces en foros, blogs y demás redes sociales. Más adelante, también la empezamos a escuchar como parte del vocabulario cotidiano de nuestros amigos y conocidos que ya estaban en Canadá. Todo el mundo estaba hablando de networking.

Al llegar nos dimos cuenta de que el término va muy de la mano con lo que viene después de emigrar: el proceso de adaptación, y ésto definitivamente es algo que no debemos ignorar. Así como la gente te dice que en Canadá hay que abrigarse, así mismo “tienes que hacer networking”.

Más allá de los menesteres electrónicos, “networking” se refiere al proceso de establecer conexiones con otra personas o armar una red de contactos. Son las redes sociales de carne y hueso, las del mundo real, las que se basan en el amigo de tu vecino, que tiene un primo que trabaja en Recursos Humanos en la empresa tal, y que te puede ayudar a encontrar tu primer empleo en Canadá. No digo que hay que salir a la calle a hacernos amigos de todo el que pase. Se trata más bien de aprovechar esas relaciones, que se pueden dar de manera casual o no,  para apoyar nuestro proceso de adaptación.

Cada quien interpreta el networking y lo aplica en su vida según mejor le convenga a sus intereses. Algunos lo llegan a confundir con la famosa “palanca” (del léxico venezolano), básicamente porque lo utilizan para establecer relaciones con un objetivo: bien sea conseguir el primer empleo (o uno mejor), un apartamento disponible, un carro en buen estado y a buen precio, un albañil de confianza, amigos para tí o para tus hijos, practicar el idioma… las posibilidades son infinitas.

A mi me gusta pensar que el networking se trata más de “socializar”, conocer y dejarte conocer por otras personas, interesarte auténticamente en los demás… y si en el camino se obtiene algo bueno a cambio ¡pues bienvenido sea!

La clave del networking es que tienes que salir a creártelo por ti mismo, nadie lo va a hacer por ti. O mejor, nadie lo va a hacer como tú. El networking se trata de imprimirle nuestro toque personal a las relaciones, que nos conozcan, que asocien nuestro nombre con algo positivo, que dejemos huella en otras personas, que valga la pena ser recordados, que nos mencionen a su vez con sus conocidos, que esas otras personas quieran a su vez conocernos. Que podamos ser recomendados, no solo por lo que hacemos, sino por esa forma de ser que nos hace únicos. Que construyamos nuestro círculo de confianza, bien sea de nuevos amigos o de contactos profesionales. Y en esta última categoría es donde el networking es más utilizado y explotado. Les doy algunos ejemplos: :

1. Un muchacho latino recien llegado, terminó el ELT en 2 meses y comenzó pasantías (co-op) no remuneradas para ganar experiencia canadiense. La empresa no le gustó mucho y no lo trataba muy bien, pero al menos estaba en su área (tecnología). Un día su jefe se lo llevó a visitar a un cliente (oriundo de Costa Rica) a modo de observador. Estando con el cliente, éste se da cuenta de que el muchacho habla español, le saca conversación y le hace algunas preguntas sobre su background. Al final le dice que están pensando en abrir una vacante para soporte técnico y que él parece ser la persona indicada. En menos de un mes el muchacho estaba trabajando en su primer empleo remunerado en Canadá, y en su área profesional. Lección: un trabajo que no te gusta te puede llevar a conocer gente que te ofrezca un trabajo que si te gusta. Otra lección: sal a la calle, dejate ver, hoy podrías estar en el momento indicado con la persona correcta.

2. Otro muchacho recién llegado estaba desesperado. Se había dedicado 3 meses sin éxito a la búsqueda laboral en su área de experticia, y el dinero se le estaba acabando. Un día, un gran amigo suyo decide cambiar su trabajo entry level por otro de mejor rango, pero antes la empresa le había pedido apoyo para conseguir su reemplazo. Se le ocurre llamar al muchacho y le dice: “estoy dejando mi actual empleo, mi cargo no es exactamente tu especialidad, pero creo que tú podrías tomarlo, aprender mucho y ganar experiencia canadiense ¿estás dispuesto?”  De un día para otro, el muchacho ajustó su resumé canadiense, se preparó para la entrevista, a la que asistió muy recomendando por su amigo. Lo contrataron inmediatamente. Lección: Las referencias directas tienen mucho peso a la hora de encontrar empleo. Otra lección: debes estar dispuesto a tomar oportunidades que no tienen porque ser exactamente lo que estás buscando, pero que pueden iniciar o impulsar tu vida profesional en Canadá.

3. Antes de emigrar, esta chica ya había comenzado a retomar contacto con antiguos amigos y ex-compañeros de trabajo a través de las redes sociales. Una vez establecida, los llamó para saludarlos, envió emails, se reunió con algunos y a todos les mencionó que estaba comenzando la búsqueda laboral. Al momento de aplicar para su primer empleo, le pidió a esas personas que escribieran recomendaciones para ella en su perfil de LinkedIn. También preguntó si podía dar sus nombres como referencias al momento en que se las pidieran. Todos accedieron, muchos de ellos dieron buenas referencias suyas a los reclutadores y eso influyó en que la eligieran para una posición permanente en una gran empresa. Lección: Empieza tu networking incluso antes de llegar. Otra lección: Siempre que puedas, lleva el contacto de lo virtual a lo real: un café, una llamada telefónica, crea relaciones más cercanas y mayor compromiso entre las personas.

Y así como ésta hay miles y miles de anécdotas de networking. Algunas difíciles de creer, pero reales. Ese precisamente es el truco, creer. En uno mismo, en las personas. Saber que no podemos dejárselo todo al “golpe de suerte”, sino que la suerte hay que salir a buscarla y hacérsela a punta de ser auténticos, dando lo mejor de nosotros y un poquito más. Les aseguro que aquí en Canadá eso es valorado tarde o temprano, y que todos podemos tener una historia de networking exitosa.

Anuncios

10 comentarios en “Historias de Networking

  1. Pingback: Conectados en Canadá | Del Calor al Frío

  2. Pingback: Ante la duda, busca a los que saben | Del Calor al Frío

  3. Pingback: ¿Listos para un nuevo comienzo? | Del Calor al Frío

  4. Pingback: Llegó la familia! | Del Calor al Frío

  5. Pingback: Un año en Canadá | Del Calor al Frío

  6. Muy bueno el post hermana, hay que estar abierto a todo de tipo de posibilidades, a no quedarse varado con la idea de que “esto es lo que se hacer solamente” y encerrarse en un circulo, hay que tener mente amplia principalmente cuando haces networking y lo mas valioso, ser autentico porque de esa manera poco a poco te rodeas de personas iguales a ti,eso es la ley de atraccion. Estoy segura que ese muchacho que fue recomendado por el amigo nunca en su vida olvidara ese gran favor que le hicieron y el a su vez, extendera su mano a otro u otros que requieran de la ayuda, solo hay que estar en el lugar y hora correctos y siempre dispuestos a afrontar los retos. Un abrazo para los tres , se les quiere 😉

  7. Excelente Karla, le mejor que he leido en mucho tiempo en foros de inmigración, es impresionante como las cosas cambian cuando conoces a la persona indicada y como dices hay que sacar las relaciones de lo virtual a lo real, alli es donde se hace la diferencia

  8. Excelente post !!!!!! Completamente de acuerdo, hay que iniciar networking mucho antes de emigrar y a mi parecer Linkedin es la mejor opción para empezar.

  9. Great example! It took me a while to get into networking but as a freelancer, I did get most of my clients through networking… don’t underestimate its power!

  10. Great example! It took me a while to get into networking but as a freelancer, I did get most of my clients through networking… don’t underestimate its power!

Los comentarios están cerrados.