Otra vez el invierno

otravezelinviernoMiro por la ventana, veo mi patio todo cubierto de nieve y pienso ”mejor me voy acostumbrando”.

Invierno: ¡aquí vamos de nuevo!

Las primeras temperaturas heladas nos sorprendieron a mitad de Noviembre. Y con “heladas” me refiero a -16°C. Era un sábado de esos, cargado con todo lo que uno deja para el fin de semana: ir al supermercado, de compras, diligencias varias, reunión con los amigos. No era el día más oportuno para tener que envolvernos en cuatro capas de ropa y salir a patear calle. Era como para quedarse en casa, arropados hasta el cuello, viendo películas y tomando chocolate caliente…

Simplemente no lo vimos venir, porque la semana anterior el frío había estado relativamente manejable, entre 0 y 8 grados. Luego en las noticias, nos enteramos de que para este invierno, tendremos a un nuevo personaje a quién culpar: La Nada. Ya no serán El Niño o La Niña los mal portados. Cuando ambos fenómenos climatológicos se acaban, lo que queda se denomina “La Nada”, que es precisamente lo que causará que el invierno sea un poco impredecible este año, con semanas de frío extremo alternadas con otras de temperaturas más soportables. Pueden ver la noticia completa aquí.

A partir de ahora y hasta Marzo o Abril tendremos la oportunidad de seguir aprendiendo acerca de este invierno canadiense que ahora forma parte de nuestras vidas. Tengo que confesar que su llegada así sin avisar me dejó refunfuñando un poco. Ya tengo suficiente con el cambio de horario que se roba toda mi energía y me empuja a ponerme la pijama a las 5 de la tarde. Ahora para salir tengo que volver a vestirme como si fuera a un viaje espacial, mientras el mundo afuera se vuelve monocromático: blanco, gris, a veces marrón. Eso, junto a un sol que cada vez se deja ver menos, es medio (o bastante) deprimente….

Pero siguiendo aquel consejo que me dió una señora inmigrante, “en Canadá debes fluir con el clima”, recordé que no hay cosa más relajante que mirar caer la nieve a través de la ventana (mejor si es usando una bata gruesa, con la taza de café humeante en mano). O el placer de deleitarnos con la primera nevada, que después de caer toda la madrugada, dejó mi patio, mi calle, mi parque y por supuesto el carro, cubiertos de blanco. Por la mañana corrimos las persianas y desayunamos embelesados, admirando todo aquello, viendo como la nieve pintó impecablemente los techos de las casas y cada ramita de nuestro árbol. No sólo mi ciudad sino varias provincias canadienses amanecieron con un nuevo paisaje…

En días como el de hoy uno se reconcilia con el invierno y todo lo que él representa. Todos, canadienses y no canadienses, adultos y niños, nos maravillamos con aquel espectáculo, nos rendimos ante el blanco perfecto de la primera nevada.  Entendemos, con los ojos y con el alma, que este país se expresa a través de su clima.

Si algo es seguro en Canadá, es que el invierno llega. Y lo mejor que podemos hacer es fluir con él.

Go with the flow. Go with the weather…

Anuncios

12 comentarios en “Otra vez el invierno

  1. Pingback: El frío nuestro de cada día | Del Calor al Frío

  2. Lo mas curioso de este invierno es que definitivamente es muy diferente al anterior. Yo siento mas frio ahora y eso que ya tenemos mas de un anio aqui, ciertamente hay que fluir con el clima 😉

  3. Bueno pero tiene un lado bueno, he escuchado que mientras mas frio, hay mas gente de aspecto joven, a diferencia de los lugares calientes que la piel tiende a como que a abrir los poros para sudar mas (te acuerdas de Maracaibo y la gente del centro con sus rostros de queso jeje) .

    Vamos ,pienso que al emigrar, el clima, es una de las cosas de las que uno a la final tiene que sacrificar y aceptar, al verte a ti misma feliz, tranquila y segura y de las misma manera los tuyos, hace pensar que al final del camino todo ha valido la pena.

    Saludos!

  4. Bueno no se si es porque jamás de los jamases he visto nevar (más que en la TV) que en lugar de ver el lado malo me emociona, pero bueno será hasta que esté por allá que lo comprobaré. Por cierto cada año justo por esta temporada mi hijo (7 años) me pregunta y me insiste “cuando veremos la nieve caer?” y es una insistencia que me he propuesto a mi mismo que no lo dejaré con las ganas de disfrutar de la nieve hasta que se aburra o quizá no. Saludos, y lo mejor es comprar la caja de sobresitos de chocolate para tener a la mano durante toooooooooooooodo el invierno.

    • Bueno Erick, la primera nevada es muy emocionante. Después te vas acostumbrando a la nieve y 2 meses después te puede llegar a aburrir. Los niños en cambio, la disfrutan siempre, buscan mil maneras de aprovecharla. Así que seguramente tu hijo se va a divertir en grande.
      Saludos!

  5. As Crowded House sings, “always take the weather with you”! Yeah, I know… winter is not so exciting after a few years in Canada…!

  6. As Crowded House sings, “always take the weather with you”! Yeah, I know… winter is not so exciting after a few years in Canada…!

  7. Hola Karla, yo tambien me quede refunfuñando cuando vi que el invierno en verdad ya habia llegado. Cada año (desde que llegue en el 2010) me digo que esta vez si disfrutare el invierno. Esta vez ya tengo listos los skis y los patines de hielo para que la temporada se me haga un poco mas atractiva!

    • Ay pero que bien! Excelente idea Diana. Cuando aceptamos que el invierno llegó para quedarse por varios meses, comenzamos a pensar en como disfrutarlo. Este año capaz y me animo a probar el tobogganing. Ya les contaré!

Los comentarios están cerrados.