We are Winter, Somos Invierno

wewarewinterEse es el lema del comité olímpico canadiense para los Juegos Olímpicos de Invierno “Sochi 2014”, que comenzaron en Rusia el pasado viernes 7 de Febrero y tienen a toda Canadá (incluyéndome) pegada de la tele y las redes sociales.

Cuando ya todos estábamos bastante hartos de este clima y con el winter blues a millón, llegaron estos juegos de invierno para hacer que lo disfrutemos otra vez y hasta nos sintamos “en ambiente olímpico”. Y es que en pleno mes de febrero cualquier excusa es buena para entretenerse en medio del frío extremo, vórtex polar, tormentas de hielo y sus derivados.

Aunque no soy precisamente amante de los deportes y mi conocimiento de cualquier disciplina es casi nulo, siempre me quedo enganchada con las olimpíadas y los mundiales de fútbol. Pero algo si les puedo decir: que rico se siente vivir en un país que va a estas competencias y se gana un montón de medallas, y no podía ser de otra manera tratándose de lo que ya sabemos es la especialidad canadiense: el invierno.

Lo que sí no me esperaba fué enterarme en la ceremonia inaugural de la participación de países muy tropicales, como México, Brasil y ¡hasta Venezuela! El atleta venezolano Antonio Pardo se destacó al desfilar brincando y bailando, ondeando orgulloso la bandera tricolor, lo que me hizo pensar que quizás esté lejos de ganarse una medalla en su categoría (slalom), pero ese día se ganó al público con su entusiasmo.

Seis días después, Canadá va liderizando junto a Noruega y Alemania el cuadro de medallas, en disciplinas como patinaje artístico, patinaje de velocidad, snowboard y ski estilo libre. Ha sido emocionante acompañar vía TV a los atletas canadienses cuando suben al podio y entonan orgullosos el “O Canada”. Lloré junto a las hermanas Dufour-Laponte, cuando recibieron sus medallas de oro y plata respectivamente, después de ganar en “moguls”, que es algo así como lanzarse en ski por una pendiente llena de montículos, hacer dos saltos acrobáticos alternados y aterrizar con estilo… ¡no digo yo son ganadoras! Seguramente muchos de estos atletas son muchachos nacidos y criados en este país, que crecieron rodeados de la cultura de frío y que aman la nieve y el hielo tanto como para pasar gran parte de sus vidas entrenando, preparándose y destacar en unas olimpíadas de invierno. Un gran ejemplo para todos nosotros, que lo mejor que podemos hacer en este país es aceptar su clima y sacarle siempre el mayor provecho.

Por ejemplo, gracias a estas olimpíadas y como parte de mi proceso de adaptación, por primera vez me vi un partido completico de hockey: el equipo femenino canadiense contra el equipo de Finlandia. Aunque no entendí nada, comparto la idea de que si quieres sentir que eres parte de esta sociedad, tienes que ver el hockey. Lo poco que aprendí es que se tardan bastante en meter un “gol”, más o menos como en nuestro fútbol (que aquí le dicen soccer) y que, por lo menos en el juego que yo vi, no hubo tantos golpes ni sangre ni nada…

Los canadienses están enamorados de su país, de su cultura, de su gente, y lo demuestran aún más en este tipo de eventos donde se les desborda el orgullo y solidaridad para con sus atletas. Los que llegamos hace poco admiramos aquello y añoramos amar así a nuestro país de origen y al que ahora nos adopta. Como esos muchachos que crecieron aquí, hicieron del invierno su aliado para sacar lo mejor de sí mismos, y se hicieron ganadores con una convicción: “Somos invierno, todos somos Canadá!

Anuncios

Un comentario en “We are Winter, Somos Invierno

  1. Muy bueno tu blog y tu forma de escribir, pronto me ire a Canada como estudiante y me has ayudado un poco sobre el pais.
    Quisiera mas entradas pero se que debe ser dificil.
    Saludos desde Venezuela,

Los comentarios están cerrados.