Hagamos algo desde afuera

sos-venezuela-980

El pasado sábado 22 de Febrero, la Organización internacional no gubernamental “Un Mundo Sin Mordaza” hizo una convocatoria a todos los venezolanos en el exterior para que formáramos parte de una protesta pacífica desde distintas lugares del mundo. El evento se conoció como “S.O.S Venezuela” y en Canadá fue realizado en Toronto, Vancouver, Montreal, London y otras ciudades más.

Tuvimos el honor de participar en la congregación de Dundas Square en Toronto. De hecho, formamos un “S.O.S” humano junto con cientos de venezolanos que asistieron. Entonamos con emoción nuestro himno “Gloria al Bravo Pueblo”, cantamos juntos la hermosa canción “Venezuela” y ondeamos la bandera tricolor. Nos sentimos en hermandad y patriotismo verdadero.

SOSVenezuelaTO

Fuente: Venezolanos por la Democracia – Toronto (Facebook)

Mi hija de 9 años me preguntó que era todo aquello y le expliqué en palabras simples que estábamos protestando para que Venezuela tenga una mejor calidad de vida, para que nuestros seres queridos se sientan seguros y en libertad, como nos sentimos nosotros aquí en Canadá. Le dije que los gobernantes venezolanos no estaban haciendo un buen trabajo. Para ella, la solución es muy simple: “Pues los despedimos y elegimos a otros nuevos”.

He pasado varios días pensado qué puedo hacer ante la situación que se vive en Venezuela. No llego a una respuesta concreta y sigo preguntándome…

¿Porqué muchos venezolanos en el exterior nos sentimos tan impotentes ante esta situación?

Lo único que se me ocurre es que es la primera vez que nos enfrentamos a dos cosas:

Emigrar, que no es poco. Y  vivir  la profundización de la crisis venezolana desde la distancia.

A veces ni sabemos como manejar ambas situaciones por separado, mucho menos si se juntan.

Para emigrar tenemos un plan, cargado de incertidumbre, pero plan al fin. Pero ante la crisis en Venezuela, de imprevisible complejidad, vamos reaccionando sobre la marcha. En el país del “como vaya viniendo vamos viendo“, nadie se planifica para enfrentar una crisis como esta. Al contrario, muchos prefieren negarla. Es más cómodo creerse el espejismo de que “aquí no pasa nada” que buscarle soluciones. No conozco a ningún emigrante que se pregunta antes de partir “¿Cómo voy a reaccionar cuando me entere que en mi país se están matando o que mi familia está en peligro?“. Uno prefiere ni pensar en eso y en su lugar nos ocupamos de cosas mas inmediatas, de la nueva vida que hay que construir afuera. “Cuando llegue el momento veré como lo manejo”…”Como vaya viniendo vamos viendo“.

Lo cierto es que los venezolanos necesitamos dirección. Muchos en el fondo esperamos que surja un líder que nos guíe o que nos arme un plan para enfrentar o (mejor aún) resolver la crisis. Todos estamos esperando que la comunidad internacional se pronuncie. Otros eligen clamar por la intervención divina o creer en profetas. Algunos menos sensatos hasta secretamente anhelan una invasión extranjera del primer mundo.

El haber asistido al evento “S.O.S. Venezuela” me hizo sentir que hice algo por mi país desde afuera. Expresar mi opinión y exigir como ciudadana la calidad de vida que se merece nuestra gente. Tener la oportunidad de inculcarle a mi hija los valores democráticos.  Demandar un cambio que garantice la libertad y los derechos de mis compatriotas. Divulgar nuestro pedido de ayuda a través de las redes sociales y la comunidad de este blog… Ese es mi humilde aporte.

Ahora necesitamos que la protesta tenga una meta única y tangible y que todos empujemos hacia el mismo lado. Si los venezolanos estamos enamorados de la libertad, que sea ella la que nos de la fuerza para recuperar nuestros valores y esencia.

Dejemos de esperar a ese alguien que nos va organizar, liderar o salvar. Ese líder ya existe y está en cada uno de nosotros. Llegó el momento de hacer algo por Venezuela.

¿Qué proponen?

Anuncios

Un comentario en “Hagamos algo desde afuera

  1. Disfruto mucho tus reflexiones y puntos de vista. No tengo fuerzas ni tiempo en estos momentos para comentar sobre el post de hoy, pero quería que supieras que desde Venezuela te agradezco tu solidaridad y me gusta mucho leerte. ¡Saludos cariñosos!

Los comentarios están cerrados.