Un testimonio sobre la atención médica en Canadá

El sistema de salud en Canadá es un tema de opiniones encontradas. Muchos lo critican, otros lo apoyan. Algunos como yo tratamos de verlo objetivamente, esperando no necesitar demasiado de sus servicios. Al respecto, lean lo que nos cuenta mi amiga Lissette Padilla sobre su experiencia con la atención médica canadiense:

Entre las múltiples cosas que te pueden pasar por la cabeza cuando piensas en emigrar hay una que siempre me ha mantenido un poco mas atenta y es justamente el tema de la salud. En mi país, Venezuela, existen dos tipos de atención médica: pública y privada.  Mucha gente prefiere utilizar el sistema privado porque generalmente las citas con el especialista se obtiene muy rápido, y si requieres  de un examen especial pues simplemente le dices al médico general que te remita con una orden al médico especialista. pagas tu consulta y listo.

En Canadá el acceso a los servicios de salud es universal. Eso significa que está dirigido a todos por igual y está regido por el Canada Health Act. Es ilegal proveer atención médica fuera del mismo, por lo que NO existen establecimientos de atención privada. Aunque el sistema de salud de Canadá es uno de los más completos del mundo, no es perfecto y presenta algunos inconvenientes. La mayoría tiene que ver con la gran cantidad de usuarios que posee y el hecho de que la atención pública se recibe primero en los hospitales (más que todo, para emergencias) o en consultas con tu médico de familia. Si tienes algo particular que debes de tratarte y que sale del ámbito de lo que puede atender tu family doctor, es cuando serás remitido a los especialistas, lo cual puede demorarse bastante. Sin embargo, hasta los momentos puedo dar fe que el sistema de salud en Canadá funciona bien.

La figura del médico de familia representa el primer paso para acceder a la atención médica, así que poco tiempo después de hacer el landing, ubicamos uno que hablara español. ¿Porqué hicimos esto? Independientemente del buen nivel de inglés que creas tener al llegar, a veces es un poco difícil explicar los síntomas de las enfermedades que has tenido o que aún persisten (como fue mi caso). No manejo la terminología médica y me ha tocado investigar para hacerme entender cuando he asistido a una consulta o me han hecho exámenes de laboratorio o radiología.

En la primera revisión de rutina nuestra médico de familia nos dió las órdenes para realizarnos los exámenes de rutina de laboratorio, rayos X y en mi caso, un eco pélvico. Ella me indicó que si los resultados no arrojaban nada anormal no nos iba a llamar y que nuestra próxima consulta sería en 6 meses a 1 año, si no se presentaba ninguna eventualidad.  En mi caso me llamaron un mes después de haberme realizado los exámenes ya que habían encontrado un fibroma en mi útero. Me indicaron un tratamiento por 6 meses, y si no era satisfactorio, me remitirían con un especialista.

A los 6 meses me hicieron repetir los exámenes para comprobar el resultado del tratamiento. Una semana después me volvieron a llamar para verme con urgencia. Cuando fui a consulta el médico familiar me explicó los resultados y ahora sí, de inmediato, me remitió con un especialista. La secretaria de mi doctora fue quien se encargó de contactarlo y conseguirme una cita. Yo no sé si tuve suerte, porque me han dicho que las citas con los especialistas pueden tardar muchos meses, pero en mi caso ocurrió apenas 2 semanas después.

La primera cita con el médico especialista fue de reconocimiento general y me pidieron nuevos exámenes, mas especializados. Me los hice y nuevamente, como un reloj,  los resultados llegaron en el tiempo requerido y en menos de un mes ya estaba asistiendo a una segunda cita, en donde me hicieron más exámenes. Este médico me realizó dos pruebas citológicas para descartar tumores malignos (gracias a Dios todo salió bien) y me recetó un tratamiento por 3 meses. Debo destacar que este tratamiento tuvo un costo mensual aproximado de $400 los cuales, obviamente, afectaron mi presupuesto. Al menos el médico me suministró las medicinas para el primer mes de tratamiento.

Luego me remitieron a otra médico, ginecológo y cirujano (me imagino que el médico anterior no tiene aún permiso para realizar cirugías), con la finalidad de evaluar la posibilidad de operarme por laparoscopia. La cita con esta nueva doctora fue 3 semanas después. Aquí si me tuve que preparar un poco para alguna pregunta de mi caso pues esta doctora no habla español. Ella me pidió nuevos exámenes de laboratorio y un ecosonograma. En 1 mes tendré la próxima  cita, en la que sabré definitivamente cual procedimiento realizarán para mi caso.

Hay tres puntos del trato que me ha prestado el personal medico que me ha llamado mucho la atención:

  • En cada examen que me han hecho, me han explicado de una manera bastante detallada en que consiste la prueba , qué puedo sentir antes, durante y después de la misma.
  • El personal de laboratorio y radiología no discute los resultados contigo, eso lo discutes tu con el  médico de familia.
  • Por cada examen que me han solicitado con un especialista me han preguntado el nombre del médico de familia para enviarle una copia.

Hasta los momentos, mi experiencia con el sistema de salud canadiense ha sido buena. Es decir, se nota que está bien organizado y regulado. Apartando el hecho de que me han solicitado innumerables exámenes y de que tuve que correr con los gastos de mi tratamiento (ya que el mismo no estaba cubierto por OHIP), pienso que todo ha ocurrido de una manera diligente y relativamente rápida, en comparación con otros casos de pacientes que deben esperar varios meses para ser atendidos por un especialista.

Anuncios

3 comentarios en “Un testimonio sobre la atención médica en Canadá

  1. Pingback: Blogueras Venezolanas / Un testimonio sobre la atención médica en Canadá

  2. Hola y buen dia, o sea que el sistema de salud de canada no cubre ciertas enfermedades y/o estudios? me confundi un poco con eso y queria saber si me podias ayudar a aclararlos.

    Saludos y gracias 🙂

  3. Que fino leer de una buena experiencia por alla cerca de Toronto, por aqui por Ottawa hasta ahora tambien han sido buenas (los tiempos de espera mucho menores que los de Montreal al menos). Sobre si existen o no clinicas privadas, pues si las hay, y es un tema controversial. En Montreal por ejemplo existe Tiny Tots ( http://www.clubtinytots.ca ) y muchos recomiendan ir alla pues estan recibiendo pacientes nuevos. El catch es que hay que pagar un fee no cubierto por la RAMQ (no es mucho, creo que $15 o $20), pero lo suficiente para levantar las sospechas de la provatizacion :/ . Sin contar con que el actual primer ministro fue uno de los propulsores de la Bill 33 que autoriza a estas clinicas privadas ( http://www.fasken.com/health_law_bulletin_feb08/ ). Saludos

Los comentarios están cerrados.