Nuestro año duró 4 estaciones

cuatro estaciones

 

Hace poco escuché la frase “en Canadá la vida pasa muy rápido”.  La dijo una amiga, refiriéndose al ritmo cotidiano de quienes estamos llegando a un país donde no tenemos tiempo que perder. De inmediato hay que ocuparse en construir esa estabilidad que vinimos buscando: Conseguir casa, carro, estudios y trabajo. Aprender inglés, hacer networking, obtener experiencia canadiense y referencias laborales. Crear historial de crédito y reputación profesional. Buscar gente en quien confiar y re-aprender a confiar en la gente. Convivir con las diferencias culturales y los extremos del clima. Hacer nuevos amigos y convertirlos en tu nueva familia. Y de vez en cuando, mirar alrededor y reconocer los logros de nuestra aventura migratoria…

Mientras tanto, un año pasa, y otro y otro. Nos descuidamos un momento y de repente ya es diciembre otra vez.

Esa sensación de “vivir a millón”, sin tiempo ni para respirar, se exacerba por los cambios de estación. Apenas nos estamos acostumbrando a una y llega la otra. Cada año, primavera, verano y otoño parecen más cortos. Lo que siempre va a sentirse interminable es el invierno, por supuesto.

También culpo a las tiendas y su frenesí de vender por adelantado. Después de Boxing Day (26 de diciembre), empezaron a exhibir  mercancia de San Valentín y ropa primaveral en las vitrinas. Las botas de invierno son sustituidas por sandalias, los abrigos por trajebaños y cuesta un mundo conseguir un par de guantes. Hace poco se me ocurrió preguntar por snow pants en Costco. La vendedora me dijo: “Señora, eso se vendió hace 3 meses, como en Agosto”. Ante mi cara de asombro, sentenció: “This is Canada!”.

Y asi, otro año se nos fué en un momentico…

Esta vez las navidades coincidieron con mi trabajo a tiempo completo, lo cual me dejó con menos tiempo del que me hubiera gustado dedicarle a mi época favorita del año. Sin embargo, igual traté de disfrutarla de principio a fin y como ya es tradición en casa, empezamos diciembre montando nuestro árbol de navidad, con una sobre-dosis de música navideña en la radio (gaitas no, porque lloro) y la nostalgia por la familia que está lejos. Por supuesto, el 24 lo celebramos con la típica cena de hallacas, pan de jamón, ensalada y ponche crema, compartiendo con nuestros más queridos amigos y familia en Canadá. Ya casi en la víspera de año nuevo seguramente nos daremos el felizaño virtual con nuestros seres queridos, abrazándolos desde la distancia a través de Skype.

Un año y sus cuatro estaciones, cada una de las cuales me dejó vivencias increíbles. La visita de mis padres en primavera, un verano cargado de paseos, parrillas y parques, la grata experiencia multicultural que tuve estudiando durante el otoño y un invierno que empezó suavecito, casi sin nieve, y que me trajo nada más y nada menos que mi primer trabajo en Canadá.

Un año y sus cuatro estaciones que pasaron muy rápido.  Porque aquí también se vive así, con este corre-corre de quien trabaja todo el día y solo tiene noches y fines de semana para todo lo demás. Por eso quise detenerme un momento. Bajar el ritmo, mirar alrededor. Reconocer nuestros logros. Celebrar.

Celebrar que 2014 fué maravilloso y que así como pasó volando, nos deja una lección muy importante: que en Canadá tarde o temprano,  todo se dá. Así como es seguro que el invierno regresa y que diciembre se termina, asi mismo vamos viendo poco a poco el fruto de nuestro esfuerzo, constancia, fé y sobre todo: paciencia. Cuando uno reconoce sus propias fortalezas y se atreve, lo bueno llega. Aquí y en donde sea.

No me queda más que decir: “Querido 2015, ¡estamos listos!”

Imagen de Flickr – CC BY-SA 2.0

 

 

 

Anuncios

6 comentarios en “Nuestro año duró 4 estaciones

  1. Hola Karla,
    Muy feliz año 2015, es muy motivador lo que escribes, pocas personas pueden transmitir los sentimientos a través de unas líneas, en cada post que publicas logras transmitir algo de lo que están viviendo en su aventura llamada Canadá.
    Te felicito porque cada una de las publicaciones nos enseñan algo de la nueva vida que tienes, lejos de tus seres queridos pero con la vista hacia adelante y buscando la felicidad de tu familia. Nosotros queremos migrar a Canadá este año, tenemos ya la residencia pero por cuestiones de escuelas o trabajo en México no hemos dado el brinco a esa nueva expectativa de vida. Ya vivimos un poco de esta experiencia ya que el año pasado estuvimos un par de meses en Canada, ahora para 2015 ya tengo el propósito de intentar esta nueva oportunidad, por lo que desde ya estoy en busca de empleo, una vez teniendo algo mas o menos seguro nos vamos para allá.
    Ojalá sigas escribiendo muchos blog ya que esto nos ayuda y nos da una luz de lo que nos espera en una nueva vida.
    Saludos y un feliz año 2015

  2. Feliz año nuevo Karla!!!! tus posts siempre tan emotivos, tan sentidos… es así, la vida pasa mas rapido aqui.. le comentaba también a mi esposo la velocidad con la que los comercios muestran el paso del tiempo: navidad, dia de los enamorados, pascuas, verano, regreso a clases, thankgiving, halloween y otra vez navidad..

    Gracias por continuar compartiendo tu experiencia, por que tus palabras nos alientan, nos dan fuerzas y nos reafirman, que SI es posible!

    Un fuerte abrazo y que tengan un año 2015 maravilloso, pleno de salud, bienestar, paz y felicidad!!!!!

  3. Feliz Año Nuevo Amiga! Que el 2015 sea para disfrutar de las cosechas del 2014 y que cada dia este bendecido para ti y los tuyos. Como siempre te digo gracias por compartir tu experiencia a traves de esta ventana para los que no han llegado aun y para los que ya llegamos y sigue siendo super util.
    Feliz Año!

  4. Me habeis aguao el guarapo! Desde Panamá coincido con mi esposa agradeciendo el hecho de que compartas tus motivadoras experiencias. Un abrazo mollejuo y feliz año.

  5. Soy nueva en este sitio, si Dios quiere 2015 como estudiante internacional con mi esposo e hijo.
    Mi nombre es Katherin y te deseo un Feliz año lleno de ěxitos y bendiciones.!
    Tus experiencias son muy motivadoras. Muy agradecida por compartirlas. Un saludo desde Panamá.

  6. Pingback: Blogueras Venezolanas / Nuestro año duró 4 estaciones

Los comentarios están cerrados.