El inglés en el trabajo

ingles para el trabajo

 

Ya les he dicho que uno cree que habla inglés hasta que llega a Canadá. Ese inglés que aprendimos en el colegio, cantando en “guachi-guachi” o viendo películas subtituladas, ayuda bastante. Pero de ahí a hablarlo de manera fluida puede haber una gran diferencia.

Sigue leyendo

Anuncios

Experiencia canadiense

Experiencia canadiense

 

A veces no basta tu título universitario, los años de experiencia laboral en tu país, las certificaciones que tengas o tu red de contactos. Es un hecho: en Canadá muchas empresas te van a pedir experiencia canadiense antes de ofrecerte un empleo remunerado.

Comenzar a acumular esa experiencia se convierte entonces en una meta más que alcanzar para muchos recién llegados. Puede marcar la diferencia entre conseguir un empleo de supervivencia o el trabajo de tus sueños, ese que es igual o mejor al que tenías antes de emigrar.

Pero…¿qué es eso de “experiencia canadiense”?

Sigue leyendo

Cambiando paradigmas

breakingparadigmsEn nuestro equipaje mental, doblados y empaquetados junto a los valores, tradiciones y creencias, vienen también los paradigmas. Esas ideas o patrones que creemos ciertos y que de tanto aplicarlos terminamos adoptándolos y hasta defendiéndolos. Por darles un ejemplo sencillito: “tengo que estudiar derecho, ingeniería o medicina, porque esas son las carreras que dan plata”. “Tengo que tener casa propia y carro último modelo para demostrar que triunfé en la vida.”

Este brinco inmenso que significa emigrar nos ayuda a cambiar de perspectiva y re-pensar estos patrones. Al dejar nuestro país por nuevos horizontes, nos damos cuenta de que gran parte de la adaptación consiste en cuestionar esas creencias y aceptar que algunas ya no encajan y que las podemos (o debemos) cambiar.

Las diferencias culturales entre mi natal Venezuela y mi país adoptivo Canadá son especialmente notables cuando de paradigmas se trata. Varias veces he tenido esos momentos de claridad, donde se enciende un bombillo sobre mi cabeza y pienso  “Aaaah claro, ya entiendo porqué aquí las cosas se hacen así…”.

Aquí están algunas de esas cosas y sus porqués:

  • Muchas personas prefieren no tener vehículo o si tienen, compartirlo con otros (car pooling). Otros optan por andar en bicicleta (clima mediante) o utilizar transporte público, el cual es bastante eficiente. De preferencia, las personas eligen trabajar, estudiar y hacer vida cerca de su casa. Cuando evalúan aplicar a un trabajo lejos de su lugar de residencia, hay que tomar en cuenta el costo de llenar el tanque o de pagar el tren/metro/autobús (commuting) y restarlo de la oferta salarial. Cuando hacen un viaje por carretera, incluye en el presupuesto el costo de llenar el tanque.

Porqué: La gasolina es cara.  Ahora mismo está a un promedio de 125 centavos por litro.

  • A veces, el hecho de que uno de los padres se quede en casa con los niños es más rentable que si ambos trabajan fuera. Muchas familias recién llegadas se orientan inmediatamente a buscar trabajos tiempo completo en oficina. Pero si tienen niños pequeños, que aún no están en edad de asistir a la escuela, deberán conseguir antes un Day Care o guardería y prepararse a destinar casi la mitad de uno de los sueldos para costearla.

Porqué: El cuidado de los niños es uno de los servicios más costosos en Canadá. Las tarifas rondan los $25-30 al día por infante, 5 días a la semana, lo que hace unos $600 al mes.

  • El vivir alquilados es bastante común y muchos lo prefieren aún cuando cuentan con buenos ingresos y trabajo estable, y pueden acceder a créditos para adquirir vivienda de manera relativamente sencilla. En nuestro caso y luego de un par de conversaciones concienzudas con nuestro realtor, tomamos la decisión de esperar un poco más antes de comprar una casa.

Porqué: Aunque tener casa propia es el sueño de muchos, aquí las propiedades no se revalorizan al sopotocientos porciento como en nuestros países. Además, los gastos relacionados con impuestos y mantenimiento de la propiedad llegan a ser elevados y pegan duro contra el presupuesto mensual. Otro punto: la “estabilidad laboral” es relativa, ya que la ley de empleo no protege tanto al empleado como en Venezuela, y el día que la empresa sienta que debe prescindir de tus servicios no está obligada a nada contigo. De un día para otro tu estaus laboral puede cambiar y aún tendrás una hipoteca qué pagar.

  • Es común ver muchas personas de la tercera edad trabajando. El otro día mi hija veía con preocupación a una abuelita barriendo el pasillo en un centro comercial. “Pobrecita esa ancianita que tiene que trabajar, debería estar en su casa descansado”. Me puse a pensar que quizás no trabaja por necesidad sino porque quiere y puede hacerlo.

Porqué: Aunque un trabajador se puede jubilar a los 65 años, no está legalmente forzado a hacerlo, además los planes de retiro del gobierno no son precisamente una maravilla. Así que los adultos mayores pueden elegir seguir trabajando mientras su capacidad mental y física se los permita, y ningún empleador se puede negar a esto, ya que puede ser considerado como discriminación.

  • Desde hace varios años existe en Canadá una escasez de mano de obra calificada en carreras técnicas u oficios, ya que muchas generaciones de canadienses e inmigrantes han preferido que sus hijos estudien ingeniería, medicina o derecho, con post-grado incluido. Es por eso que profesionales como plomeros, albañiles, carpinteros, mecánico automotriz o electricistas pueden tener un nivel de vida alto, si eso significa tener casa propia, carro del año, dinero extra para viajes y otros pequeños lujos.

Porqué: Debido a la escasez de profesionales en estas ocupaciones, los que existen son muy demandandos y pueden cotizar una tarifa alta por hora, que les permite tener un estilo de vida tan bueno como si se ejerciera una carrera universitaria.

  • El punto anterior también es el culpable de que aquí todo el mundo tenga que hacer sus propias cosas. A más de uno le ha tocado remodelar por sí mismo el sótano, cambiar las baldosas del baño, instalar los gabinetes de la cocina o diseñar y mantener su propio jardín. En las tiendas ferreteras no solo alquilan la maquinaria y venden todos los equipos y perolitos para este tipo de trabajos, también dan cursos de jardinería, plomería y construcciones menores. Las chicas pueden preferir andar menos arregladas y olvidarse de su visita semanal a la peluquería, o aprender a encargarse de su cabello y uñas por ellas mismas. Como leí por ahí… “la necesidad obliga“, así que en casa, todo el mundo a limpiar, a planchar y a cocinar!

Porqué: La peluquería, jardinería, limpieza, tintorería y el servicio doméstico en general son costosos y no todos pueden costearlo. Por eso a muchos nos toca entrarle a estos oficios, y porque no?… reinventarnos.

La emigración empieza por un cambio de pensamiento, se alimenta de la flexibilidad de nuestras ideas y de lo abiertos que seamos para ajustarnos a la cotidianidad del país que nos recibe. Se puede aprovechar el nuevo comienzo para aprender a pensar distinto, manteniendo los valores intactos, eso sí.

Atreverse a romper esos paradigmas que traemos del país de origen, por el simple hecho de que aquí adoptaremos otros otros nuevos… también de eso se trata este asunto de emigrar.

Historias de Networking

NetworkingHasta hace unos años y debido a mi profesión, el término networking sólo me sonaba a redes de computadoras y demás parafernalia electrónica. En nuestro entorno en Venezuela no era muy común usarlo para nombrar otra cosa. Pero al poco tiempo de comenzar nuestro proceso de emigración a Canadá, la palabra se fué haciendo más y más recurrente, mencionada decenas de veces en foros, blogs y demás redes sociales. Más adelante, también la empezamos a escuchar como parte del vocabulario cotidiano de nuestros amigos y conocidos que ya estaban en Canadá. Todo el mundo estaba hablando de networking.

Al llegar nos dimos cuenta de que el término va muy de la mano con lo que viene después de emigrar: el proceso de adaptación, y ésto definitivamente es algo que no debemos ignorar. Así como la gente te dice que en Canadá hay que abrigarse, así mismo “tienes que hacer networking”.

Más allá de los menesteres electrónicos, “networking” se refiere al proceso de establecer conexiones con otra personas o armar una red de contactos. Son las redes sociales de carne y hueso, las del mundo real, las que se basan en el amigo de tu vecino, que tiene un primo que trabaja en Recursos Humanos en la empresa tal, y que te puede ayudar a encontrar tu primer empleo en Canadá. No digo que hay que salir a la calle a hacernos amigos de todo el que pase. Se trata más bien de aprovechar esas relaciones, que se pueden dar de manera casual o no,  para apoyar nuestro proceso de adaptación.

Cada quien interpreta el networking y lo aplica en su vida según mejor le convenga a sus intereses. Algunos lo llegan a confundir con la famosa “palanca” (del léxico venezolano), básicamente porque lo utilizan para establecer relaciones con un objetivo: bien sea conseguir el primer empleo (o uno mejor), un apartamento disponible, un carro en buen estado y a buen precio, un albañil de confianza, amigos para tí o para tus hijos, practicar el idioma… las posibilidades son infinitas.

A mi me gusta pensar que el networking se trata más de “socializar”, conocer y dejarte conocer por otras personas, interesarte auténticamente en los demás… y si en el camino se obtiene algo bueno a cambio ¡pues bienvenido sea!

La clave del networking es que tienes que salir a creártelo por ti mismo, nadie lo va a hacer por ti. O mejor, nadie lo va a hacer como tú. El networking se trata de imprimirle nuestro toque personal a las relaciones, que nos conozcan, que asocien nuestro nombre con algo positivo, que dejemos huella en otras personas, que valga la pena ser recordados, que nos mencionen a su vez con sus conocidos, que esas otras personas quieran a su vez conocernos. Que podamos ser recomendados, no solo por lo que hacemos, sino por esa forma de ser que nos hace únicos. Que construyamos nuestro círculo de confianza, bien sea de nuevos amigos o de contactos profesionales. Y en esta última categoría es donde el networking es más utilizado y explotado. Les doy algunos ejemplos: :

1. Un muchacho latino recien llegado, terminó el ELT en 2 meses y comenzó pasantías (co-op) no remuneradas para ganar experiencia canadiense. La empresa no le gustó mucho y no lo trataba muy bien, pero al menos estaba en su área (tecnología). Un día su jefe se lo llevó a visitar a un cliente (oriundo de Costa Rica) a modo de observador. Estando con el cliente, éste se da cuenta de que el muchacho habla español, le saca conversación y le hace algunas preguntas sobre su background. Al final le dice que están pensando en abrir una vacante para soporte técnico y que él parece ser la persona indicada. En menos de un mes el muchacho estaba trabajando en su primer empleo remunerado en Canadá, y en su área profesional. Lección: un trabajo que no te gusta te puede llevar a conocer gente que te ofrezca un trabajo que si te gusta. Otra lección: sal a la calle, dejate ver, hoy podrías estar en el momento indicado con la persona correcta.

2. Otro muchacho recién llegado estaba desesperado. Se había dedicado 3 meses sin éxito a la búsqueda laboral en su área de experticia, y el dinero se le estaba acabando. Un día, un gran amigo suyo decide cambiar su trabajo entry level por otro de mejor rango, pero antes la empresa le había pedido apoyo para conseguir su reemplazo. Se le ocurre llamar al muchacho y le dice: “estoy dejando mi actual empleo, mi cargo no es exactamente tu especialidad, pero creo que tú podrías tomarlo, aprender mucho y ganar experiencia canadiense ¿estás dispuesto?”  De un día para otro, el muchacho ajustó su resumé canadiense, se preparó para la entrevista, a la que asistió muy recomendando por su amigo. Lo contrataron inmediatamente. Lección: Las referencias directas tienen mucho peso a la hora de encontrar empleo. Otra lección: debes estar dispuesto a tomar oportunidades que no tienen porque ser exactamente lo que estás buscando, pero que pueden iniciar o impulsar tu vida profesional en Canadá.

3. Antes de emigrar, esta chica ya había comenzado a retomar contacto con antiguos amigos y ex-compañeros de trabajo a través de las redes sociales. Una vez establecida, los llamó para saludarlos, envió emails, se reunió con algunos y a todos les mencionó que estaba comenzando la búsqueda laboral. Al momento de aplicar para su primer empleo, le pidió a esas personas que escribieran recomendaciones para ella en su perfil de LinkedIn. También preguntó si podía dar sus nombres como referencias al momento en que se las pidieran. Todos accedieron, muchos de ellos dieron buenas referencias suyas a los reclutadores y eso influyó en que la eligieran para una posición permanente en una gran empresa. Lección: Empieza tu networking incluso antes de llegar. Otra lección: Siempre que puedas, lleva el contacto de lo virtual a lo real: un café, una llamada telefónica, crea relaciones más cercanas y mayor compromiso entre las personas.

Y así como ésta hay miles y miles de anécdotas de networking. Algunas difíciles de creer, pero reales. Ese precisamente es el truco, creer. En uno mismo, en las personas. Saber que no podemos dejárselo todo al “golpe de suerte”, sino que la suerte hay que salir a buscarla y hacérsela a punta de ser auténticos, dando lo mejor de nosotros y un poquito más. Les aseguro que aquí en Canadá eso es valorado tarde o temprano, y que todos podemos tener una historia de networking exitosa.

Emigrar a Canadá – Lo que debes saber sobre la búsqueda de empleo

ebookNo sé si habrán notado que no acostumbro a tocar mucho el tema laboral en el blog. Una de mis razones es que todavía no me siento precisamente experta. Todavía no tengo una experiencia directa de la cual contarles, ya que como familia nos planteamos una estrategia diferente: mi esposo es quien trabaja fuera de casa, mientras yo me encargo de casi todo lo demás.  Sí es cierto que tengo muchas anécdotas suyas, de mi círculo de amigos y conocidos, e incluso de cuando hicimos el ELT. Seguramente de ellas les hablaré muy pronto.

Pero otra de mis grandes razones es que ya existe toneladas de información al respecto a lo largo de la red, y específicamente hay un blog que se ha encargado de recopilar todo lo que los nuevos inmigrantes tienen que saber sobre la búsqueda de empleo en Canadá. Si aún no saben de quien les hablo, seguramente están viviendo en un submarino (es broma). Se trata, nada más y nada menos, del blog de Los Ziegler en Canadá y su poderoso e-book “Herramientas para la Búsqueda de Empleo en Canadá”.

Este e-book es como un manual de instrucciones para porta-aviones, con mapa de navegación incluido, y no exagero. Cubre absolutamente todos los aspectos de la inserción profesional en Canadá y responde todas las preguntas que tenías y hasta la que no sabías que tenías. Te ayudará, entre otras cosas, a dar el primer paso, porque el primer paso precisamente es manejar la información, y ya sabes lo que dicen: el que tiene la información, tiene el poder.

Te explicará si es necesario homologar tu título en Canadá y cómo hacerlo, en el caso de que quieras continuar ejerciendo aquí tu profesión. Pero también te dirá como puedes reiventarte si lo deseas, y cuáles son las áreas de mayor demanda para eso.

Uno de mis capítulos favoritos es el que habla sobre la importancia del idioma. ¿Sabías que el estilo de comunicación varía de acuerdo a la cultura? El e-book nos cuenta que quienes venimos de países latinos nos comunicamos al estilo “rayo”, (nos salimos del tema principal y volvemos a él varias veces), en cambio el de los norteamericanos es estilo “flecha” (van directo al grano y mantienen la idea). No se imaginan como ésto puede llegar a influir al momento de entablar una conversación con los locales, y cómo lograr que te destaques en esa importante entrevista de trabajo.

También te plantea esta idea: “Lo que te hace socialmente exitoso en tu país no tiene porque ser igual aquí”. Y con ella se extiende en la importancia del Networking  y como en Canadá tienes que aprender a venderte. Me refiero, a promocionarte a ti mismo, a hablarle a un potencial empleador o contacto de negocios sobre lo beneficioso que puede ser para su empresa tu perfil profesional.

En el e-book  “Herramientas para la Búsqueda de Empleo en Canadá” encontrarás absolutamente todas las pautas para comenzar a desarrollar el Resumé Canadiense que convencerá al reclutador de que tú eres el indicado. Muy importante que las tengas claras antes de sentarte a redactar tu primer curriculum, el cual por cierto, va siempre acompañado de una Cover Letter. En esta última debes poner especial empeño, ya que se convierte literalmente, en tu carta de presentación para esa empresa que tienes en la mira.

El capítulo sobre La Entrevista está especialmente cargado de detalles que vas a agraceder. Por ejemplo, una lista con esa preguntas que son típicas en casi todas las entrevistas y la fórmula para preparar respuestas efectivas que describan mejor tu experiencia profesional.  También te dice cuales preguntas no deberían hacerte nunca, porqué no, y cómo salir del paso.

Y como al final la remuneración es la meta, te cuenta como conocer el salario promedio para tu ocupación en Canadá, cuánto vas a percibir mensualmente después de que te deduzcan los impuestos y  si ésto será suficiente para cubrir el costo de vida en la ciudad que elegiste.

El e-book cierra dejándote un montón de referencias adicionales que apoyarán tu desempeño a lo largo de la búsqueda laboral. Además, tendrás ahora sí, todas las herramientas a la mano, la información necesaria y hasta anécdotas de las cuales puedes aprender para hacer una mejor versión de ti mismo y demostrarte que a Canadá viniste a triunfar, nada menos que eso!

Espero que mi recomendación te sirva de mucho, y que más temprano que tarde, nos estés contando sobre tu primer empleo en Canadá. No tengo duda de que así será.

Puedes adquirir el e-book haciendo click aquí: “Herramientas para la Búsqueda de Empleo en Canadá”,  escrito por Guillermo de Los Ziegler en Canadá.