Sabores de mi tierra

arepas44554Cada vez que me preguntan lo que extraño de Venezuela siempre respondo, medio en broma-medio en serio: a la familia y al queso. Mis amados queso de mano, guayanés, telita, trenza y palmita. Por un tema de regulaciones sanitarias, en Canadá no se producen quesos como los que acostumbramos comer en mi país. Así que luego de varios meses de explorar supermercados,  productos, y agarrando dato de los venezolanos de la zona, hemos logrado extrañar un poquito menos el queso venezolano, susituyéndolo por dos buenas opciones que han cumplido su función:

El Queso Fresco (Spanish Cheese), también lo llaman “panela”, es parecido a un queso paisa y queda muy bueno a la plancha. De sabor muy suave, para mí sería perfecto si fuera un poquitín más salado, pero es cuestión de gustos. Lo conseguimos siempre en NoFrills, en supermercados chinos como Ocean´s y en locales de productos latinos, como Latin Super Chicken y Antojitos.

El Queso Feta, que se nos parece mucho al queso llanero semi-duro, lo usamos rallado para acompañar las arepas y el plátano frito. Es un poco más saladito y hay que probar varias marcas antes de decidir, ya que el sabor puede ser más fuerte en una u otra. El que más nos ha gustado es de la marca Skotidakis y siempre lo compramos en Costco.

También probamos  el Akawie Cheese,  un queso árabe de sabor similar al spanish cheese, pero algo más costoso. Yo diría que tiene una mejor consistencia como para hacer tequeños.

Otros sabores venezolanos que aquí disfrutamos son los de las arepas y cachapas. Ya les he contado que la Harina P.A.N. (maíz blanco y amarillo) se consigue en NoFrills, y a veces en Walmart. En los supermercados latinos de Mississauga la tienen seguro, y venden también la Harina P.A.N. de maíz dulce, que es la que se usa para hacer las deliciosas cachapas. En estos mismos locales también compramos papelón, para preparar el guarapo con limón y las mandocas.

Hacemos arroz blanco usando el Long White Rice de la marca NuPak, que queda igualito a como lo prepara mi mamá en Venezuela. Al principio probamos el Basmati, un arroz hindú que queda muy sueltecito, pero como es de grano muy fino no nos convenció.

La variedad de frutas es enorme, de hecho hay algunas que ni se imaginan que existen. La mayor variedad la tienen los supermercados chinos, donde encontré lechozatamarindo y hasta mamones. Pero sigo sin conseguir guayaba…

El ají dulce o sweet habanero nos es fácil de encontrar y lo he tenido que sustituir por pimentones de varios colores (no hay que confundirse con los ajíes picantes, que se ven igualitos). Me han dicho que se puede buscar en Costco (yo no he tenido suerte en los de Mississauga) y en La Perola en Toronto.

Para hacer carne mechada compramos recientemente en el supermercado un corte llamado beef flank que resultó perfecto. Las chuletas ahumadas siguen perdidas en acción. Me han comentado que se pueden conseguir en supermercados europeos como Starsky o en este local del mercado St. Lawrence, en Toronto.

En el renglón de chucherías no esperen conseguir tan fácilmente nuestros amados Pirulines, Cocossette o el incomparable chocolate venezolano Savoy, a menos que vayan a locales latinos que importan chucherías venezolanas… o se las pidan como encargo a algún amigo.

Recientemente nos tropezamos con los Diablitos Underwood en Walmart, que aquí se llaman “Deviled Ham Spread“. Aunque no somo fanáticos, igual compramos cuatro laticas por si acaso.

Si como a mí, les gusta preparar tortas y postres, les cuento que la primera vez que hice mi receta estrella de Torta 3 Leches me quedó HO-RRI-BLE y le eché toda la culpa a la harina. Aunque usé la misma harina de trigo  “Robin Hood”, no quedó igual. Desde entonces, y también porque aún tengo herido mi orgullo de repostera, solo he preparado tortas con mezclas de cajita como las de Duncan Hanes y Betty Crocker, que quedan esponjocitas y se hacen hasta con los ojos cerrados.

Como ven, todo es cuestión de reprogramar el paladar y usar la creatividad. Aquí me he animado a cocinar platos que nunca antes preparé en Venezuela, porque entre otras razones,  tenía a mi mamá con su sazón maravillosa. Por ejemplo, en esta pasada navidad mis amigas venezolanas me animaron a preparar hallacas. No sólo conseguimos TODOS los ingredientes, sino que además nos quedaron muy buenas y compartimos la experiencia de cocinar juntas por varios días. Otra amiga me pasó los datos para hacer un pan de jamón riquísimo, usando la masa congelada de Pillsbury. Con esa masa también he preparado cachitos de jamón y queso.

Si les da pereza cocinar, pero igual quieren saborear los platos típicos, en casi todas las ciudades grandes de Canadá hay restaurantes dedicados a nuestra cocina.  Existen varios locales en Toronto donde se pueden degustar las arepas y aquí al ladito en Oakville tenemos el famoso Bread´s Fusion, con sus golfiados, cachitos, tequeños y milhojas.

Además de platos venezolanos, los invito a que prueben y prueben y prueben otros sabores. El hecho de estar en un país tan multicultural nos da la ventaja de disfrutar de la buena comida de todas partes del mundo. No sólo en restaurantes, también en casa. A mí que me encanta cocinar (aunque mis papás sigan pensando lo contrario), me parece que Canadá es un paraíso de sabores y productos. Se consigue DE TODO. Elijan su receta favorita de comida exótica, esa que tiene los ingredientes más extraños, y aquí la podrán preparar. Conseguirán todo lo que necesiten, desde los alimentos más frescos (langostas vivas en el taque), los más bizarros (Durian, la fruta que huele a calcetines sudados), hasta los más artificiales (una barra de queso Cheddar que literalmente sabe a plástico).

Les aseguro que van  a gozar comiendo en Canadá. Casi todo sabe diferente a lo que estamos acostumbrados, pero “diferente” muchas veces significa MEJOR.  Y cuando empiecen a extrañar algún sabor o producto de su tierra, atrévanse a sustituirlo por alguno local o ingeniárselas para preparar nuevos platos. Eso sí, todo menos la sazón de la mamá de uno… Esa se extraña siempre y no se cambia por nada!

Anuncios

12 comentarios en “Sabores de mi tierra

  1. Pingback: Los niños emigrantes y el amor por su país | Del Calor al Frío

  2. Hola Karla, saludos.
    Las chuletas ahumadas las conseguia en una tienda de frutas al norte de mississauga yendo por la Winston Churchill pasando a Brampton. Pero eran muy caras. Ahora las compro en Buffalo, voy al Walmart que esta en Military Road apenas pasando la frontera y hago mercado alla.
    Me avisas si quieres mas detalles.

  3. Pingback: Un nuevo año escolar | Del Calor al Frío

  4. Hola Karla.

    Que buena información compartes, el tema del queso es súper importante para nosotros los venezolanos que estamos acostumbrados a comer todo con queso. Desde que llegue me ha costado un mundo conseguir un automercado que ofrezca el servicio de charcutería, osea que me rebane el jamón y queso al momento. Siempre consigo es jamón y queso preempacado que por supuesto es mas costoso.
    Conocerás algún automercado que tenga charcutería? y que quede en Toronto?

    • Hola Verónica,
      En automercados como Loblaws y SuperStore compramos el jamón y queso rebanados. Puede ser que en otros estilo Longos y Fortino’s los consigas también. Eso sí, el queso de huequito venezolano aquí no existe, y tampoco he logrado encontrar la chuleta ahumada. Si tu la consigues, pasa el dato!
      Espero te ayude esta info, y gracias por leer mi blog.
      Saludos!

    • Gracias Karla por la Info… Trataré de buscar en esos sitios. Te comento que hay un Venezolano que tiene una carniceria en 3348 Dundas St (http://www.venericameats.com/index.html), quizá allí podrías conseguir. Este fin de semana pase por una tiendita que queda en Roncenvalles que venden embutidos y carnes pareciera que los duenos son Polacos. Si se de otros sitios te comento.
      Saludos!!!!

    • Gracias Verónica! Las carnes de Venérica están muy bien recomendadas.Tengo que darme un paseito por Toronto entonces…
      Saludos y gracias por compartir los datos 🙂

  5. Pingback: Un año en Canadá | Del Calor al Frío

  6. Me extraño.queso tambien! No me gusta el “queso amarillo” americano.

    Me extraño todos los alimentos que mencionas, me gustan las especialidades locales en América Amerca. Tengo dulce de leche en mi nevera;-)

  7. Me extraño.queso tambien! No me gusta el “queso amarillo” americano.

    Me extraño todos los alimentos que mencionas, me gustan las especialidades locales en América Amerca. Tengo dulce de leche en mi nevera;-)

Los comentarios están cerrados.