Ciudadanía Canadiense: Cómo es la ceremonia de juramentación

canadian citizenship - ceremonia de ciudadania canadiense

 

La notificación para asistir al acto de juramentación nos llegó el 9 de Febrero de 2016 via correo. Una carta por aplicante, con nuestros nombres, número de aplicación, código de barra, la fecha, hora y lugar de la ceremonia, y hasta un mapa de cómo llegar. La nuestra fué en el campus de la Universidad de Toronto en Mississauga, un sábado a las 8 de la mañana. La carta indicaba que podíamos traer invitados (pero tomando en cuenta que el espacio es limitado) y que podíamos traer nuestro libro sagrado (biblia, etc.) para jurar sobre él. También decía que debíamos llevar con nosotros los siguientes documentos: esa carta, un par de formularios anexos con nuestros datos y firmas, las tarjetas de residencia, los landing papers, los pasaportes y todos los documentos originales que estaban en la aplicación. Por supuesto, tuvimos que volver a preparar las tres carpetas para ese día. Sigue leyendo

Anuncios

Ciudananía Canadiense: Cómo prepararse para el examen

Test de ciudadania canadiense

 

Luego de enviar nuestra aplicación y recibir la carta de acuse de recibo (AOR – Acknowledge of Receipt), el siguiente paso fue tomar el examen de ciudadanía canadiense. Una prueba escrita de conocimientos sobre Canadá, su historia, geografía, sistema político y cultura.

La convocatoria para este examen nos llegó vía correo 5 meses después, a través de una carta que contenía entre otras cosas: el número de aplicación identificado con un código de barras, fecha, hora y lugar para tomar la prueba, e instrucciones sobre los documentos que debíamos llevar con nosotros ese día.

Sigue leyendo

Ciudadanía canadiense: Cómo preparar la aplicación

ciudadania_full

¡Llegó el momento tan esperado!

La meta que como inmigrantes anhelábamos cumplir: convertirnos en ciudadanos canadienses.

“Dejar de ser invitados, para sentirnos como anfitriones”. Así lo dijo el Juez que presidió nuestra ceremonia de ciudadanía, a principios de este año, cuando juramos lealtad a la Reina de Inglaterra – no a una constitución o a una bandera – y nos convertimos por fin en ciudadanos del país que nos recibió, nos permitió ponernos cómodos, hacer de él nuestro hogar. Un país que también se tomó el tiempo de conocernos, ponernos a prueba y convecerse de que si nos merecíamos ser llamados “canadienses”. 

Sigue leyendo

Conectados en Canadá

Social Media in CanadaQue no nos quepa la menor duda: las redes sociales llegaron para quedarse. No me refiero a las de antes, basadas en conversaciones frente a frente, en contacto directo con la otra persona, sus gestos y emociones. Estas nuevas redes, llamadas social media, se basan en lo virtual, en intercambios electrónicos, bits y bytes, ceros y unos. Y por muy robótico que suene eso, se trata de relaciones que necesitan de un aparato con conexión a internet para producirse: un smartphone, laptop o tablet… Pronto hasta podrán conectarse desde tu nevera o lavadora.

Dicen por ahí que en estos tiempos modernos, si no estás en social media, no estás en nada. ¿Cómo vas a hacer amigos si no estás en Facebook ? ¿cómo vas a enterarte del mundo si no estás en Twitter ? ¿cómo vas a conseguir empleo si no estás en LinkedIn ?.

Según esta infografía7 de cada 10 personas en Canadá tiene al menos un perfil de social media. Eso te dará una idea de lo conectado que está este país. Antes de venir, era común escuchar algunas cosas que nos parecían demasiado maravillosas para ser verdad:

“En Canadá todo se hace por internet”

“En Canadá hay internet hasta en el baño”

“En Canadá toda la información la consigues en la web”

Es cierto que, gracias a la red wi-fi, internet literalmente puede llegar a tu baño canadiense. Ademá, una gran cantidad de los trámites del gobierno pueden hacerse en línea desde la comodidad de tu hogar, lo cual es muy conveniente sobre todo en invierno. Sin mencionar que el promedio de velocidad de navegación aquí es bastante bueno, comparado con la lentitud que nos desespera en nuestros países de latinoamérica.

Dicho esto, y asumiendo que vienes o ya estás en Canadá, deberías estar sacándole provecho a tus perfiles de social media, y si no tienes al menos uno, es el momento de crearlo. Para terminar de convencerte, te voy a contar cómo te pueden beneficiar:

Facebook: Además de mantenerte en contacto con familiares y amigos, es excelente para intercambiar información y opiniones con personas o grupos de tu comunidad en Canadá. En lo particular, ser miembro de grupos como Venezolanos en el GTA y Venezolanos a Québec, me ha servido para enterarme desde los cambios en el proceso de inmigración, datos sobre los trámites, hasta donde se consigue la Harina Pan en Toronto.

Twitter: Es la mejor herramienta para tener acceso a información en tiempo real de lo que está ocurriendo en todos los ámbitos sociales. En Canadá es casi obligado seguir en Twitter al canal del clima. Las autoridades y entes gubernamentales se han vuelto muy activos en este medio de comunicación y han sabido sacarle provecho  Nosotros seguimos las cuentas de la alcadía de mi ciudad, la policía, el tráfico, la biblioteca pública, la del board escolar. Por ahí no enteramos, de noticias, eventos, interrupciones de servicios o de tránsito, suspensión de clases por el clima… es un medio que se ha vuelto más efectivo que la TV o la radio.

LinkedIn: No me cansaré de enfatizar la importancia que tiene esta red social para tu networking profesional en Canadá. La gran mayoría de los reclutadores la está usando para conseguir potenciales candidatos. Puedes elaborar un perfil tan poderoso que aparezca entre los primeros resultados cuando una empresa busque a alguien con tus competencias. LinkedIn es LA RED para hacer conexiones en tu área profesional o en la que hayas decidido reinventarte. Podrás contactar a ex-compañeros de trabajo, colegas, reclutadores y empresas. Hacerlos colaboradores de tu búsqueda laboral, pedirles recomendaciones, intercambiar ideas y compartir con ellos tus objetivos profesionales y logros.

Youtube: La meca del video en internet y un gran aliado para quienes emigramos. Desde canales para mejorar tu inglés, ayuda experta sobre inmigración o en liderazgo emocional,  hasta cómo preparar las hallacas decembrinas. El gobierno de Ontario por ejemplo, tiene un canal en YouTube bastante actualizado.

Blogs: Estás aquí leyéndome. En mi blog y otros de su estilo te has enterado de mil y un detalles sobre Canadá y el proceso de inmigración, todo los que se debe hacer antes y después de llegar, la vida cotidiana y el clima. Elige una plataforma como Blogger o WordPress y anímate a publicar tu también tu historia y anécdotas. Posiblemente como yo, conocerás mucha gente maravillosa y hasta iniciarás bonitas amistades.

En su momento, utilizamos intensivamente internet y las redes sociales para investigar sobre Canadá y preparar nuestro plan migratorio. Gracias a que Citzenship and Immigration Canada tiene un website tan completo y eficiente, nosotros (y muchos otros) estamos aquí. Complementamos la información oficial con las opiniones, datos y publicaciones en general que encontramos en los grupos de Facebook, cuentas de Twitter y foros como el de MeQuieroIr y más recientemente, el website de Respuestas.ca.

Google+, Instagram, Tumblr, Pinterest, Reddit, Flickr… cada vez existen más redes sociales. Hay para todos los gustos, intereses y objetivos. Cada una tiene algo novedoso que te permitirá experimentar la interacción cultural en diferentes niveles y te ofrecerá la oportunidad de conocer y darte a conocer.

Para sentirte más conectado a Canadá es bueno comenzar por los canales oficiales de social media del gobierno canadiensehttp://www.canada.ca/en/social/

A nosotros nos puedes encontrar también en Twitter y Pinterest.

Y tú, ¿cuáles redes sociales usas? ¿en cuáles te gustaría participar?

¡Vamos a conectarnos!

Ante la duda, busca a los que saben

expertos-canada

Cuando empecé este blog por allá en el año 2010 lo hice con un objetivo en mente: contar nuestros pasos en el largo proceso de emigrar a Canadá. Un proceso que para nosotros llevaba varios meses andando y para ese momento era nuestro secreto mejor guardado. Así que pensé  que tenía que documentar la experiencia para cuando nos tocara contarles a todos lo que estábamos tramando tras bastidores.

Un tiempo después, Internet hizo su magia y ahora nuestro blog es leído por muchísima gente de varios continentes. A todos les agradezco infinitamente que hayan dispuesto de su tiempo y atención a leer lo que cuento aquí (a veces interesante, a veces no).

Actualmente muchos lectores llegan a Del Calor al Frío pensando que encontrarán las respuestas a sus dudas sobre como venirse a vivir a Canadá. En ese caso, es probable que este blog los decepcione un poco ya que el Programa de Trabajadores Calificados (conocido como “Fast Track“) que menciono en mis artículos y a través del cual aplicamos en 2010, ha cambiado tanto en estos años que ya no son ni los mismos criterios, ni las mismas condiciones y hasta los formularios son diferentes. Para colmo, en 2015 el gobierno canadiense va a re-lanzarlo con un nuevo nombre : “Expression of Interest”.

Recibo muchos (a veces demasiados) correos pidiéndome ayuda para emigrar a Canadá. Algunos dicen que apenas están considerando la idea, otros confiesan que quieren venirse, sea como sea. La realidad es que no puedo hacer mucho más que ofrecerles mi humilde opinión, basada en mi experiencia como inmigrante.

Es cierto que nuestra aplicación la preparamos nosotros, con mucho esfuerzo y paciencia, incluyendo los trasnochos dedicados a revisar y entender el website de Inmigración Canadá. Teníamos miles de dudas, las cuales disipamos a punta de sentido común, leyendo y leyendo, preguntando en foros, redes sociales y a amigos y conocidos que andaban en lo mismo.

Pero no todos piensan como nosotros. Algunas personas sienten la necesidad de recibir una orientación calificada en su plan migratorio y la certeza que eso les brinda. A veces son personas que no tienen mucho tiempo para leer, porque están ocupadas produciendo el dinero para emigrar.

Para esos casos, existen los Consultores de Inmigración, profesionales calificados y avalados para ejercer esta función a través de una licencia que les otorga el organismo regulatorio canadiense (ICCRC). Aunque no son imprescindibles, son los únicos que pueden ofrecerles una asesoría profesional de calidad.

Eso sí, por favor…no se vayan con cualquiera. En este ambiente existe mucha gente jugando con sus ilusiones de querer estar mejor y probablemente les hagan perder dinero y el tiempo que no tienen.

Si van a confiar en alguien para que los guíe en su emprendimiento, pues que sea el mejor. Y “al mejor” yo lo conozco y se los puedo recomendar. Se trata de un profesional que vive y respira el tema de la inmigración, que se está actualizando constantemente y se ha dedicado en los últimos años a entender el panorama migratorio canadiense y las necesidades de quienes quieren emigrar desde países como los nuestros. Son honorarios profesionales en los que vale la pena invertir, después de todo, se trata de un enorme cambio en sus vidas.

Si llegaron a este blog porque tienen curiosidad por saber cómo es eso de emigrar a Canadá, aquí se van a enterar de nuestras peripecias con el clima, el idioma, la adaptación, las anécdotas familiares, lo que se aprende y desaprende. Como me gusta investigar y contar las cosas de manera sencilla, he escrito también sobre algunos trámites importantes que nos ha tocado hacer como recién llegados: obtener los documentos de identificación,  conseguir colegio para los niños, buscar trabajo, alquilar una vivienda

Si lo que requieren asesoría y orientación profesional para emigrar a Canadá con todas las de ley, les invito a que me escriban y con mucho gusto los pongo en contacto con el Consultor de Inmigración que los acompañará en su plan.

Para todo lo demás, les dejo mi humilde blog: Del Calor al Frio.

Y de nuevo: Mil gracias por leerme!